PREGUNTA FORMULADA


P: Pacientes adultos con indicación de antimalárico de manera crónica

I: Cloroquina

C: Hidroxicloroquina

O: Toxicidad ocular

Artículos Propuestos

Proponente Referencia Ver/Descargar
Yimy Medina Yaylali SA, Sadigov F, Erbil H, Ekinci A, Akcakaya AA. Chloroquine and hydroxychloroquine retinopathy-related risk factors in a Turkish cohort. International ophthalmology. 2013;33(6):627-34.
Yimy Medina Missner S, Kellner U. Comparison of different screening methods for chloroquine/hydroxychloroquine retinopathy: multifocal electroretinography, color vision, perimetry, ophthalmoscopy, and fluorescein angiography. Graefe's archive for clinical and experimental ophthalmology = Albrecht von Graefes Archiv fur klinische und experimentelle Ophthalmologie. 2012;250(3):319-25.
Yimy Medina Sundelin SP, Terman A. Different effects of chloroquine and hydroxychloroquine on lysosomal function in cultured retinal pigment epithelial cells. APMIS : acta pathologica, microbiologica, et immunologica Scandinavica. 2002;110(6):481-9.
Yimy Medina Bergholz R, Schroeter J, Ruther K. Evaluation of risk factors for retinal damage due to chloroquine and hydroxychloroquine. The British journal of ophthalmology. 2010;94(12):1637-42.
Yimy Medina The Royal College of Ophthalmologists - Hydroxychloroquine and Ocular Toxicity Recommendations on Screening – October 2009
Eybar Díaz MARMOR, Michael F., et al. Recommendations on screening for chloroquine and hydroxychloroquine retinopathy (2016 revision). Ophthalmology, 2016, vol. 123, no 6, p. 1386-1394.
Jorge Abella Mellers R., Marmor M., The Risk of Toxic Retinopathy in Patients on Long-term Hydroxychloroquine Therapy. JAMA Opthalmol. 2014; 132(12):1453-1460
Renan Morales Chiowchanwisawakit P., et al. Prevalence and risk factors for chloroquine maculopathy and role of plasma chloroquine and desethylchloroquine concentrations in predicting chloroquine maculopathy. Int J Rheu Dis. 2013; 16: 47–5.
Eybar Díaz Levy G., Munz S, Paschal J., Cohen H., Pince K., Peterson T. INCIDENCE OF HYDROXYCHLOROQUINE RETINOPATHY IN 1,207 PATIENTS IN A LARGE MULTICENTER OUTPATIENT PRACTICE. Arthritis Rheum. 1997;40(8):1482-6
Lorena Torres Viana Martínez-costa L,et al. Use of microperimetry to evaluate hydroxychloroquine and chloroquine retinal toxicity. Can J Ophthalmol Can d’ophtalmologie [Internet]. Elsevier; 2013;48(5):400-5.
Manuela Rubio

Wolfe F, Marmor M et al. Rates and predictors of hydroxycloroquine retinal toxicity in patients with arthritis and systemic lupus erytematosus. Arthritis Care Res 2010; 62(6):775-784.

Manuela Rubio Raines M, Bhargava S, Rosen E et al. The blood retinal barrier in chloroquine retinopathy. Invest. Ophthalmol.  1989;30(8):1726-1731

Puntos clave/Conclusiones

1.       La fisiopatología de la retinopatía inducida por antimalaricos, no está totalmente aclarada. Se propone una tendencia a la acumulación del fármaco en el tejido retiniano pigmentario por afinidad, produciendo toxicidad. En estudios in vitro se ha mostrado una mayor tendencia a esta acumulación para cloroquina que para hidroxicloroquina. 

2.       Para el diagnóstico de la retinopatía por antimalaricos se debe utilizar una prueba funcional (electroretinograma, campos visuales automatizados, microperimetria) y otra que revele la anatomía (tomografia computarizada de coherencia óptica, autoflurescensia retiniana, fotografía amplia de fondo de ojo, fundoscopia). Probablemente en nuestro medio el abordaje inicial debería hacerse con un fondo de ojo y campos visuales automatizados dada su amplia disponibilidad. Si la prueba funcional es positiva se debe repetir.

3.       Si el paciente candidato a uso de antimalarico por una condición reumatológica, posee una  retinopatía de base por otra causa (ej retinopatía diabética), considerar fuertemente riesgo beneficio  el uso de esta terapia. 

4.       En pacientes en quienes se inicie terapia con antimalarico  se deberá hacer tamizaje anual, con una prueba funcional y otra anatómica, si tiene factores de riesgo para retinopatía por antimalaricos (Factores de riesgo: edad mayor a 60 años, deterioro de la función renal o hepática, dosis día mayor 2,3 mg/kg  de peso real de cloroquina, dosis mayor a 5 mg/kg día de peso real de hidroxicloroquina, uso por más de 5 años del antimalarico). Si no hay ningún factor de riesgo bastara con un examen oftalmológico de base con fundoscopia que deberá realizarse en el primer año de inicio de la terapia, y si este es normal se hará tamizaje a los 5 años de inicio del antimalarico.

5.       La prevalencia estimada de retinopatía por antimalaricos para hidroxicloroquina es cercana al 1% y por cloroquina cercana al 2% .Por lo que no hay una diferencia significativa en la prevalencia de esta complicación para cada uno de estos antimalaricos. Es decir no hay evidencia de que uno sea menos toxico que otro, aunque los estudios muestran una tendencia a favor de la hidroxicloroquina. Por lo anterior se podría usar cualquiera de los dos idealmente hidroxicloroquina, no obstante la clorquina es más económica.