Se requieren los campos con recuadro en rojo

Herramienta: Usar algorítmos para identificar diseño de estudio al que vamos a aplicar herramientas  
Uso: Poder identificar el tipo de estudio frente al que estamos  
Comentario: Existen diferentes criterios para clasificar los diseños, lo cual ha generado algún grado de confusión. Sin embargo, cada uno de estos criterios obedece a las características que se deberán tener en cuenta en cada uno de los diseños. A continuación se presentan los criterios más importantes, según:  
  1. La manipulación: observacionales y experimentales.  
  2. El desarrollo en el tiempo: transversales y longitudinales.  
  3. La finalidad: descriptivos y analíticos.  
  4. La orientación del proceso: concurrentes o históricos (retrospectivos).  
Instrucciones: Algunos de estos criterios de clasificación pueden darse simultáneamente en un mismo diseño. Por ejemplo, un estudio puede ser observacional, longitudinal, analítico y concurrente. Mientras que, en otros casos, son conceptos mutuamente excluyentes. Por ejemplo, no puede ser observacional y experimental o longitudinal y transversal al mismo tiempo. Usar los diferentes ALGORITMOS para mejor identificación. Tipo
1. Según la manipulación: observacionales y experimentales.
  Cuando el investigador se limita a identificar y cuantificar los factores asociados a la salud y a la enfermedad y no manipula el factor de estudio, nos encontramos ante un estudio observacional. Este, a su vez, puede ser descriptivo o analítico, atendiendo a criterios de finalidad, mientras que, cuando el investigador manipula alguna variable (variable controlada o independiente), se tratará de un diseño experimental. Otra condición que debe reunir es que los sujetos que participen en el estudio han de ser asignados aleatoriamente al grupo experimental (el que recibe la intervención) y al grupo control (al cual se aplicará un placebo o el tratamiento convencional). En el caso de que solamente hubiere manipulación sin que los grupos hayan sido asignados aleatoriamente, estaríamos ante un estudio cuasi experimental, lo cual puede ser fuente de sesgos (sesgo de selección).  
2. Según su desarrollo en el tiempo: transversales y longitudinales.
  En los estudios transversales se observa y analiza un proceso en un momento determinado. No existe seguimiento del hecho observado. Por lo tanto, este diseño solo puede informar de la simultaneidad de dos o más factores o condiciones, pero no puede demostrar la relación de causalidad (causa-efecto). Los estudios longitudinales, por el contrario, se llevan a cabo a lo largo del tiempo y en ellos se estudia a los sujetos en distintos momentos, lo cual permite al investigador verificar relaciones de causa-efecto entre dos o más variables. El ejemplo por excelencia es el estudio de cohorte concurrente.  
3. Según la finalidad: descriptivos y analíticos.
  El estudio descriptivo detalla las características de los fenómenos epidemiológicos referidos a personas, lugar y tiempo, permitiendo conocer los problemas y necesidades sociosanitarias existentes, correspondiendo siempre a estudios de tipo observacional. Por otro lado, los estudios analíticos plantean el contraste de hipótesis, con el objetivo de verificar relaciones de causalidad, comparando dos o más grupos.  
4. Según la orientación del proceso: concurrentes (prospectivos) e históricos (retrospectivos).
  En los estudios concurrentes se selecciona un grupo de individuos expuestos a un factor de riesgo o a una intervención. Este grupo es observado durante un tiempo y se mide el desenlace o resultado. En cuanto a los diseños retrospectivos o de caso-control, los sujetos que se seleccionan para participar en el estudio ya presentan el desenlace. La pregunta que se quiere responder es si, en el pasado, habían estado expuestos a factores que pudieran estar relacionados con el resultado actual. Aquí se puede presentar una variedad de estudio en el cual la selección de los sujetos se efectúa de acuerdo con una característica especial de forma histórica para, posteriormente, dividir a los pacientes en aquellos que presentaron el desenlace en estudio y los que no lo presentaron, para luego, de esta forma, comparar los factores de riesgo en ambos grupos. A este tipo de diseño se le conoce como estudio de casos y controles anidado en una cohorte histórica.  
1. Según manipulación:  
2. Según desarrollo en el tiempo:  
3. Según finalidad:  
4. Según orientación del proceso:  
Referencias: 1. Rodríguez HO. Manual de investigación biomédico-clínico: Distribuna Editorial; 2011.  
  2. Pita Fernández, S.   Epidemiología.  Conceptos básicos.  En:  Tratado de Epidemiología Clínica. Madrid; DuPont Pharma, S.A.; Unidad de epidemiología Clínica, Departamento de Medicina y Psiquiatría.  Universidad de Alicante: 1995.  p. 25-47.  https://www.fisterra.com/mbe/investiga/6tipos_estudios/6tipos_estudios.asp  
Recopilado por: Grupo Reumatología. Universidad Nacional de Colombia. 2015  
 
 
Referencia:  
Hartling L, et al. Developing and Testing a Tool for the Classification of Study Designs in Systematic Reviews of Interventions and Exposures [Internet].   
Rockville (MD): Agency for Healthcare Research and Quality (US); 2010. http://www.ncbi.nlm.nih.gov/books/NBK52678/  
 
Referencia:
NICE public health guidance. Algorithm for classifying quantitative (experimental and observational) study designs [Internet]. 
https://www.nice.org.uk/article/pmg4/chapter/Appendix-E-Algorithm-for-classifying-quantitative-experimental-and-observational-study-designs
                     
 
Referencia:  
Donis, José H.. Tipos de diseños de los estudios clínicos y epidemiológicosAvances en Biomedicina [online] 2013, 2 (Mayo-Agosto)   
[Date of reference: 6 / octubre / 2015] Available in:<http://www.redalyc.org/articulo.oa?id=331327989005>